Lucifer

Hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra

hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanzaY dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y  ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.

Analicemos este versículo de la biblia parte por parte. En primer lugar “Dios” dice hagamos al hombre, es decir al ser humano, a nuestra imagen y semejanza, esto lo que en realidad dice claramente no es que el hombre vaya a ser igual a “Dios” pero si semejante o sea parecido. Pero que parecido podríamos tener nosotros los seres humanos con un “Dios” invisible. Pues ninguno. Ante tal contradicción los grandes pensadores religiosos que nos han venido mintiendo por los siglos de los siglos y nos dijeron que esto se refería a que “Dios” nos hizo personas, seres inteligentes dotados de mente. El hombre fue hecho con la capacidad para hacer el bien o el mal. Según la misma Biblia el hombre hizo el mal al comer del fruto prohibido. Pues bien, si tenemos intrínsecamente la capacidad de hacer el bien o el mal, es decir de desobedecer, en que podríamos parecernos a “Dios” quien no tiene cabida para el mal, ni puede desobedecer a nadie ya que el mismo es la ley. O acaso este era un “dios” con minúscula que sí podía elegir entre lo bueno y lo malo, un ser moral con defectos y virtudes, y no simplemente un animal sin inteligencia ni conciencia de si mismo.

¿A quien le hablaba “Dios” en el Génesis cuando dijo hagamos al hombre?

Según algunos, le hablaba a los ángeles, pero eso se descarta desde el momento que  la Biblia también nos cuenta que los ángeles tienen capacidad para el mal, como el caso de Lucifer. Por lo tanto “Dios” no dijo hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza de tal manera que llegue a pecar. Ni tampoco “Dios” hablo con las personas de la Trinidad, el Hijo y el Espíritu Santo. Mejor dicho “Dios” habló con sus iguales, es decir con seres de la misma especie que él.

Ahora volvamos a la imagen del dinosaurio pensador que en su reflexión nos dice: “¿Si Dios nos hizo a su imagen y semejanza entonces por que no somos invisibles?”. La respuesta es obvia, porque “Dios” tampoco es invisible. El “Dios” de la Biblia, conocido como Jehová es un ser de carne y hueso, un ser enteramente material y visible. Un extraterrestre que usurpó el titulo de Dios único. Es decir, podría existir un creador del universo invisible pero quien nos creó a nosotros, no era ese Dios, sino alguien que nos quiso hacer creer que era Dios, pues la humanidad en esos tiempos era muy ignorante.

¿Por qué los extraterrestres se parecen a nosotros?

De las decenas de miles de testimonios de abducciones y avistamientos de seres extraterrestres, hay algo común a todas ellas. El 99.9% de los seres reportados tienen aspecto humanoide, es decir, cabeza, tronco y extremidades, además de ser bípedos, tener boca, nariz, 2 ojos, manos con 3 a 6 dedos, etc.

Entonces la respuesta a la pregunta por qué los extraterrestres se parecen a nosotros es: No se parecen a nosotros, somos nosotros quienes nos parecemos a ellos.

Ahora sabemos que aquellos “dioses” quienes nos crearon eran seres extraterrestres de aspecto humanoide. Tomaron a un ser autóctono de la Tierra y lo modificaron genéticamente para que se pareciera a ellos. Así lo cuentan miles de tablillas sumerias encontradas y traducidas el siglo pasado.

Pero volvamos al Génesis y terminemos de analizar el versículo. En la segunda parte, “y  ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.”, nuestros “dioses” creadores nos dan autoridad sobre todo en la Tierra, los peces (incluidos los cetáceos aunque no son peces), las aves en los cielos (murciélagos incluidos aunque no son aves), y en su parte final algo muy curioso que a simple vista no parece más que una frase sin importancia.

En la última parte de este versículo del Génesis, dice que el hombre tiene dominio sobre los reptiles que se arrastran por el suelo. Pero esto en realidad es una advertencia, lo que realmente quiere decir es, el hombre tiene dominio sobre todos los reptiles que se arrastran sobre la Tierra pero no de aquellos que caminan en 2 piernas. Es decir, nuestros “dioses” son reptiles humanoides, ellos nos crearon y desde el principio nos hacen saber que somos nosotros los que estamos bajo su dominio. Somos su creación y ellos son nuestros dueños.

666 el número de la bestia y el Nuevo Orden Mundial

El 6 de junio de 2006, según el calendario cristiano se juntan los tres seis, 666 que corresponden a número o marca de la Bestia. Un llamado de alerta para lo que viene.

“Nadie puede comprar o vender salvo la persona que tenga la marca, el nombre de la bestia salvaje o el numero de su nombre. Aquí es donde entra la sabiduría: El que tenga inteligencia, calcule el número de la bestia salvaje, porque es un numero de hombre; y su numero es seiscientos sesenta y seis (666)”. Apocalipsis 13: 17,18.

¿Que representan realmente estos números?

Como primera interpretación el 6 representa lo imperfecto, lo que no pudo ser 7 que es el símbolo de la perfección en la cultura judeocristiana.

El 6 representa la inherente imperfección humana, el hombre alegóricamente fue creado el día sexto. 666 es el énfasis en la imperfección, ya que el 3 es el énfasis.

Que sea número de hombre, no significa que el Anticristo o la Bestia misma sea un Hombre, sino más bien es una creación del Hombre.

Ahora viene lo bueno, el que tenga inteligencia… y dicen que yo la tengo…

La sociedad humana esta fundada en 3 poderes que en muchas edades estuvieron juntos o sobrepuestos, El Poder Religioso, El Poder Político y El Poder Militar. Estos 3 poderes son los verdaderos poderes fácticos y pueden tomar muchas formas. Incluso cuando el estado elimina la religión el Poder Religioso no desaparece sino que adopta la forma de Filosofía o Ideología, llegando a ser estas ideas de propaganda como verdadera religión.

666 es la unión de estos 3 poderes en la imperfección, un sistema de gobierno.

“Nadie puede comprar o vender salvo la persona que tenga la marca, el nombre de la bestia salvaje o el numero de su nombre.”

Nos dice, que es un gobierno en el cual el estado ha llegado a dominar a tal punto al ser humano, que este no podrá comprar ni vender si no está adherido al sistema. Esto está pasando hoy. Los gobiernos y los estados están teniendo cada día más poder sobre nosotros, pueden controlar lo que compramos y vendemos. Lo que decimos, lo que buscamos por Internet y lo que compramos. Los Estados y algunas empresas conocen nuestros patrones de compra, ellos nos traicionaran y venderán como esclavos. Esto está pasando hoy.

Pronto el dinero de papel comenzará a desaparecer. Ellos dirán el dinero es la causa de todos los problemas, de las desigualdades, del tráfico de drogas, armas y todo lo perverso que incluso ellos mismos financian y promueven. Entonces ellos dirán, hagamos desaparecer el dinero de papel y dejemos que los sistemas de computadoras administren el nuevo dinero que ahora se llamará, dinero electrónico. Así ellos podrán controlar y vigilar que no se cometa ningún ilícito, pues sabrán exactamente de donde y de que proviene el dinero. La Humanidad al unísono dirá: “Queremos dinero electrónico para que se acaben todos nuestros problemas”. Los grandes tráficos y organizaciones delictivas habrán desaparecido, pero al precio vender nuestras almas.

La Bestia no es un Hombre, sino un sistema de gobierno, y todos los que están tras él. Un sistema aparentemente perfecto pero inhumano. Y tiene nombre, y su nombre es Nuevo Orden Mundial.

Las nueve declaraciones satánicas según Anton Szandor LaVey autor de la Biblia satánica

LAS NUEVE DECLARACIONES SATÁNICAS

  1. ¡Satán representa complacencia, en lugar de abstinencia!
  2. ¡Satán representa la existencia vital, en lugar de sueños espirituales!
  3. ¡Satán representa la sabiduría perfecta, en lugar del auto engaño hipócrita!
  4. ¡Satán representa amabilidad hacia quienes la merecen, en lugar del amor malgastado en ingratos!
  5. ¡Satán representa la venganza, en lugar de ofrecer la otra mejilla!
  6. ¡Satán representa responsabilidad para el responsable, en lugar de preocuparse por vampiros psíquicos!
  7. ¡Satán representa al hombre como otro animal, algunas veces mejor, la mayoría de las veces peor que aquellos que caminan en cuatro patas, el cual, por causa de su “divino desarrollo intelectual” se ha convertido en el animal más vicioso de todos!
  8. ¡Satán representa todos los llamados “pecados”, mientras lleven a la gratificación física, mental o emocional!
  9. ¡Satán ha sido el mejor amigo que la Iglesia siempre ha tenido, ya que la ha mantenido en el negocio todos estos años!

Según Anton Szandor LaVey, extractado de la Biblia Satánica.