Experimento curso socialista

Lo que voy a exponer a continuación podría ser un mito urbano llamado el curso socialista, lo que quiere decir que es altamente probable que nunca haya ocurrido en realidad tal como se plantea, pero sin embargo no deja de ser un interesante material didáctico para comprender una de las razones por las cuales muchas veces el socialismo fracasa.

Aquí la historia:

Un reconocido profesor de economía de una universidad relató que él nunca había reprobado a ninguno de sus estudiantes, pero que en una ocasión tuvo que reprobar a la clase entera. Cuenta que en ese curso los alumnos insistían en que “el socialismo sí funciona”, que en ese sistema no existen ni pobres ni ricos, sino que todos alcanzan una feliz igualdad.

El profesor les propuso entonces a sus alumnos realizar un experimento para ese año escolar, sobre “el socialismo”. Todos aceptaron. Para que todos fueran socialistas, o sea para que hubiera igualdad, las notas que obtuvieran los miembros del curso serían promediadas, a fin de que todos los estudiantes recibieran una misma nota, o sea, sería un curso socialista. De esta forma, para la primera prueba (como es habitual), algunos estudiantes estudiaron mucho, otros estudiaron más o menos, y otros no estudiaron casi nada. Se corrigieron las pruebas, se tomaron las notas de todos, y fueron promediadas. El promedio de la clase fue 7,8 sobre 10. Los alumnos que se habían preparado muy bien, quedaron muy disconformes mientras que los que estudiaron poco o nada, estaban felices. Todos obtuvieron una nota 7,8 de manera que se aplicara el socialismo.

Cuando dieron la segunda prueba en el curso socialista, los alumnos que anteriormente habían estudiado mucho, decidieron no esforzarse tanto, ya que su nota sería promediada. Aquellos que habían estudiado poco lo hicieron menos todavía, porque confiaban en que otros (no ellos) se esforzarían para subir el promedio. Pero el promedio en esta segunda prueba fue de 6,5 sobre 10. Nuevamente, los que estudiaron algo estaban molestos, y los que no hicieron nada estaban medianamente satisfechos.

Finalmente, en la última prueba del año, el promedio de toda la clase fue 4 sobre 10 y por tanto todos reprobaron. Pero como todos eran iguales repitieron el año sin excepción alguna. Ninguno de los estudiantes estaba realmente feliz. Finalmente, el profesor les preguntó si ahora entendían lo que significaba socialismo.

Reflexión

El socialismo es siempre destructivo cuando no tiene una sociedad altamente capaz y responsable.

homeless

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.