Papas fritas Universidad del Mar

Hace unos días apareció en youtube un video de un artista autodenominado «Papas Fritas» quien dice haber quemado las letras y pagarés de todos los deudores de la Universidad del Mar por un monto superior a los 500 millones de dólares, liberando así a todos los alumnos de sus deudas con la institución para siempre.

El «Papas Fritas» dice haber hurtado todos los documentos que acreditaban deuda y luego durante meses fue quemándolos uno a uno reuniendo sus cenizas, para posteriormente presentarlo en una instalación de arte. Acto seguido se autodenunció ante tribunales por el hurto y quema de documentos.

Recordemos que la sede Reñaca de la Universidad del Mar fue tomada a fines del 2012, y durante el transcurso del 2013 fueron hurtados los documentos, sin que los alumnos en toma se enteraran del verdadero objetivo de la sustracción.

Hay quienes sostienen que Francisco «Papas Fritas» es una especie de héroe o un Robin Hood moderno, mientras otros dudan de la veracidad de los hechos. Algunos cuestionan el elevado monto de la deuda total, pero también se escuchan voces sosteniendo que es todo falso. Al parecer los documentos de cobro protocolizados ante notario, tendrían una copia y no se extinguiría la deuda de los alumnos. Ahora bien, los documentos que aun no habían sido revisados por un notario no habrían tenido copia por lo tanto la deuda habría quedado extinta. Desconozco como se manejaba la Universidad del Mar en estos temas administrativos, pero me imagino que de ser cierto todo esto, los deudores beneficiados serían pocos, muy pocos.

También cabe recordad que la sola confesión de un delito no es causa suficiente para una condena, es decir que «Papas Fritas» puede confesar un delito pero además este debe estar acreditado  jurídicamente. Puede ocurrir que aun estando confeso la justicia chilena no logre recavar los antecedentes necesarios para una condena, ya sea por incapacidad o por obstrucción de parte del acusado.

Actualización: Los documentos efectivamente fueron hurtados de las dependencias de la Universidad del Mar. El síndico de quiebras admite que de haber sido quemados los documentos, no están respaldados porque la contabilidad se llevaba en un servidor que perició la PDI y que fue devuelto dañado. La Universidad del Mar tiene como opción, llevar a tribunales a cada deudor y pedirle que admita su deuda, si el deudor se niega, la deuda se extingue. Pero si no asiste o la acepta se valida.

¿Es una instalación de arte para llamar la atención o realmente hay algo de verdad en todo esto?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.