Caballo de Piñera

El 17 de abril un caballo, no cualquiera, sino el caballo de Piñera fue colisionado por un taxi colectivo en el cual viajaban 4 personas quedando todos con lesiones pero uno de mediana gravedad. Todo esto en Coique cerca de Futrono en la Región de Los Ríos.

Pues bien este caballo de Piñera, en estricto rigor a una sociedad en la cual participa don Sebastían, porque claro tener un caballo a nombre de uno como las personas normales es escandalosamente flaite, así que las personalidades hacen sociedades para poseer ciertos bienes, caballos, helicópteros que se yo.

Pero al fin y al cabo, es el caballo de Piñera y punto, no hay nada más que decir. Si ese caballo tenía nombre fue borrado del libro de la vida (de los equinos por supuesto) y fue inscrito nuevamente como el Caballo de Piñera.

Y es que este señor, tiene una afinidad con los animales por ejemplo, con lobos marinos, caballos y leopardos. Sí leopardos en Chile y en peligro de extinción, pero en fin animales todos. Se habrá referido a la güiña o huiña(Leopardus guigna), una especie de gato salvaje que mide como 65 cm de largo y que habita en los campos. De ahí quizás viene el dicho más ladrón que gato de campo o este fulano es huiña para referirse a los amigos de lo ajeno. Y no estamos hablando de las acciones de Piñera que tiene en Copec, que es una de las empresas, en sociedad, ya lo habíamos dicho antes, tiene pensado explotar carbón en la Isla Riesco en la Región de Magallanes. Proyecto minero que en su momento fue aprobado por unanimidad el estudio de impacto ambiental por gente designada por don jefe para que remaran todos para el mismo lado que él.

Así el caballo de Piñera, la mina de Piñera, el Colo Colo de Piñera, porque lo vendió sí, pero que importa si total su consuegro ahora es accionista mayoritario del Colo. La ropa sucia se lava en casa, y bueno el dinero que quede también en casa. Por cierto este señor Levy es judío, lo que no tiene nada de malo. Es más, también es judío el presidente ministro Hinzpeter y yo escuché o leí que Navarro, el de Sonda, era judío. Navarro el mismo que pilotaba el helicóptero, el único culpable, según el informe de Aeronáutica Civil. Dueño de Sonda, esos que forman una sociedad llamada Operador Financiero del Transantiago, creo haber mencionado lo de las sociedades antes. Pues bien Transantiago esa Mega Empresa que subsidiada por el Estado se echa plata a sus bolsillos con la plata de todos, en especial de la mayoría de la población de Chile que no vive en Santiago.

Pero volvamos al caballo de Piñera o don yeta como le llamo yo. Resulta que quieren formalizar al cuidador del caballo, y no al dueño, aunque en este caso si es unan sociedad quien responde seguramente será el representante legal, no lo sé. Como dice el dicho, Herrar es humano. Pero echarle la culpa a otro es aun más humano. Entonces el otro día cuando un ciudadano común y corriente se le escapa un caballo y causa el deceso de un diputado, hay que crucificarlo porque es el dueño aunque el enrejado de la carretera sea de responsabilidad de quien la administra. Pero cuando don yeta, ya me está oliendo esto a don Corleone, es dueño del caballo no pasa nada. Ahora saldrán una montonera de abogados precisando las figuras jurídicas del caso para excusar la total responsabilidad del mandatario.

En fin esta es la historia del caballo de Piñera, que no tenía mucho que ver con el susodicho equino sino más bien con un personaje que quería ser titiritero y terminó siendo un títere. (también actúa de payaso con su amigo Bombín)

Y como la música alegra la vida he compuesto una canción que dice así: caballito blanco llevártelo de aquí….

PD: fue culpa del corrector ortográfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.