empresas

Problema con Facebook

facebook-hashtag

Todos conocen la red social por excelencia así que no vamos a entrar en introducciones inútiles con Facebook. Sabemos que es gratis para los usuarios comunes y eso es gran parte del éxito. Pero la red social tiene un grave problema, de donde saca ingresos. La verdad es que obtiene la mayor parte de sus ingresos de la publicidad, es decir Facebook pone en un recuadro de las páginas mostradas un aviso de alguna empresa y le cobra por cada clic que los usuarios hacen. Lo cual significa que para los usuarios comunes y corrientes Facebook sigue siendo gratis.

Por lo tanto es natural que Facebook intente sacarle dinero a las empresas o emprendedores quienes ya tienen un negocio en marcha, en vez de intentar obtener dinero de los usuarios. Pero aquí viene lo bueno, la red social ha creado un sistema que mide la populares de una pagina a través de una acción llamada “me gusta” (MG), quienes hayan hecho MG en una página automáticamente se convierten en seguidores y podrán ver en sus muros las ultimas publicaciones de las paginas a las cuales les hayan hecho un MG. Hasta aquí todo bien, pero ¿cual es el problema?. El problema es que Facebook “vende” los “me gusta”, sí, legalmente ellos promocionan la pagina del cliente en su red con el fin de que esta obtenga muchos “likes” o MG y obviamente cobran por ello. Esto crea una asimetría, entre quienes pueden comprar MG y quienes no, y por lo tanto invalida el mismo sistema como método de medición de popularidad. Es decir 100 MG conseguidos de forma natural no tienen el mismo valor que 100 conseguidos de forma artificial o pagada.

Ahora bien, un webmaster en su desesperación, por obtener MG en su página y por consiguiente “seguidores”, se ve ante la tentación de comprar MG fuera de Facebook donde muchas veces se consiguen por medio de cuentas falsas o hacerlo por la vía “legal” que es contratando los servicios del mismo Facebook, con lo cual teóricamente y solo teóricamente se asegura que los MG sean hechos por cuentas verdaderas. En la practica no ocurre así, pero Facebook hace la vista gorda. Si el cliente le “compra” MG a la red social de seguro obtendrá una buena cantidad, directamente proporcional al dinero invertido.

Pero Facebook intentara cobrar 2 veces, ahora pedirá más dinero a cambio que lo publicado en la página del cliente llegue a todos los “suscriptores”, de lo contrario solo llegara a un grupo muy reducido, y la inversión anterior habrá tenido muy poco sentido. Es así aunque parezca un abuso, la red social cobra por obtener MG y luego cobra por que estos tengan alguna utilidad.

Esto podría ser un síntoma de que Facebook esté muriendo, así como lo puede ser la compra de Whatsapp por parte de la red social ya que es dinero que nunca logrará recuperar, y solamente obedecería a la desesperación de mantenerse vivo y no colapsar miserablemente.

Licencias de software vs suscripciones

nube-cumulus-wikipedia

Bill Gates, el fundador de Microsoft, quien fuera hasta hace no mucho el hombre con más dinero en el mundo hizo su fortuna gracias a la venta de licencias de software. La licencias de software son un contrato entre el dueño de la aplicación y en el usuario (este puede ser una persona natural o una empresa), donde la propiedad la mantiene el dueño quien a cambio de una cantidad de dinero permite el uso de su software por un determinado tiempo, puede ser finito o bien para siempre. Una vez comprado el derecho a uso no existe una devolución al usuario por parte de la empresa si este dejara de usar el software.

La suscripción es un modelo de negocio diferente, está basado en pagos cíclicos por el uso de un servicio cuando lo llevamos al área informática. Al igual que las licencias de software no hay devolución del dinero si el usuario deja de usar el servicio, pero en general puede cancelarlo cuando desee y no seguir pagando. La consecuencia natural de esto es que las licencias suelen ser más caras que las suscripciones debido a que tienden a cubrir un lapso de tiempo mayor o incluso indefinido. Por ejemplo pagar 4.000 dólares por la licencia de un programa y usarlo para toda la vida.

Ambos modelos de negocio poseen pros y contras. A la larga, las licencias tienden a ser más baratas que las suscripciones pero demandan una inversión mucho mayor, situación que fomenta la piratería debido a que no en todas partes del mundo los ingresos son similares. Para una empresa radicada en Alemania puede parecerle justo cobrar 10.000 dólares por la licencia de una aplicación de audio y probablemente en Europa y Estados Unidos no sería un problema comprarla. En cambio, para países del tercer mundo es un precio prohibitivo.

Una de las ventajas de las suscripciones es fomentar la competencias y dinamizar el mercado. Es decir cuando 2 empresas compiten y ambas venden licencias de miles de dólares, lo más probable es que el usuario nunca cambie de software. Pero al ser suscripciones, puede dejarla en cualquier momento y pasarse a la competencia.

La influencia de la nube

Poco a poco las licencias van a ir cayendo en desuso para dar paso a las suscripciones, hoy en día todos estamos conectados a internet potencialmente las 24 horas, cada vez con mayor velocidad y a menor precio, algo impensado hace 10 años atrás. Todos tenemos Internet en dispositivos móviles con conexión a Internet por lo tanto nuestra actividad estará cada vez mas centrada en la nube.

Hoy en día existen muchos servicios y aplicaciones que hacen uso de la nube, pero están dispersos. En un futuro existirán gestionadores de la nube, o aplicaciones capaces de gestionar y comunicar múltiples servicios en la nube. Por ejemplo hoy en día, si tengo unos ficheros en cierto servicio y quiero moverlos a otro, debo primero bajarlo a la computadora, subirlo a su nueva ubicación y luego borrarlo de la computadora. En no mucho tiempo más haremos un clic y el proceso será simple y rápido.

Probablemente dentro de los mismos gestionadores de nube pagaremos por paquetes de suscripciones, luego agregaremos algunas de nuestro interés particular como podrían ser edicion de imágenes y video, árboles genealógicos, etc.

Veremos en los próximos años como muchos programas irán pasando paulatinamente a convertirse en servicios online usando el modelo de suscripción y dejando atrás las licencias de software. Incluso podría ocurrir que hasta los mismos sistemas operativos utilicen algún sistema de suscripción.

Me temo que terminaremos destinando una porción de nuestros ingreso a pagar mes a mes nuestras suscripciones. Quizás la piratería se termine pero terminemos todos sumidos en una pesadilla orwelliana de esclavitud.

Cómo contar el número de inodos

Algunos Hostings limitan la cantidad de inodos por cuenta, es el caso de Hostgator.com, con un límite de 50.000. Aparentemente es bastante, sin embargo es relativamente fácil llegar a esa cantidad. La mayoría de las empresas de Web Hosting usan cPanel, herramienta con la cual no se puede saber el número de inodos.

Un inodo o inode en inglés, puede ser un fichero o un directorio por lo tanto un directorio con 1 fichero y 9 directorio vacíos, cuenta con 10 inodos.

Usaremos este comando para saber el número de inodos en un directorio. Cabe señalar que no todos los Hostings dan acceso a Shell.

find . -printf "%i\n" | sort -u | wc -l

Explicación:

find . -printf “%i\n” imprime, desde el directorio actual (.) y recursivamente, los inodos en formato decimal.
sort -u imprime una única ocurrencia del conjunto dado.
wc -l cuenta el número de líneas.

¿Qué son las cookies del navegador?

Muchos han escuchado o leído el termino cookie en el área de la informática pero pocos saben que es lo que es una cookie y cómo funciona realmente. Voy a tratar de explicarles en un lenguaje sencillo y sin muchos tecnicismos.

Las cookies son archivos de texto que el navegador guarda en nuestra computadora con la finalidad de compartir información con el servidor o página en la cual estamos navegando.

Un ejemplo, si me meto a una página y aparece un cuadro de diálogo que me pregunta mi nombre y escribo Juan Pérez, el navegador guardará un archivo de texto, una cookie, que contenga la información “nombre = Juan Pérez”. Si cierro el navegador, luego lo abro, y voy a la misma página me dirá “Bienvenido Juan Pérez”, sin necesidad de haber escrito nuevamente el nombre. Es decir, la página me “recuerda”.

Esto se debe a que el servidor le ha preguntado al navegador, ¿tienes el nombre de esta persona? y el navegador le ha contestado al servidor: “sí lo tengo se llama Juan Pérez”. Y acto seguido el servidor ha generado una página usando esa información.

Si una cookie se genera para una página por ejemplo zurikata666.com, sólo el servidor de zurikata666.com podrá tener acceso a esta cookie. Además hay que saber que las cookies tienen un tiempo de vida, algunas duran minutos, horas, días, años o para siempre. O hasta que vayamos a la configuración del navegador y las borremos.

¿Te has preguntado alguna vez por qué no necesitas escribir tu nombre de usuario y contraseña cada vez que cierras y vuelves a abrir la página de Facebook ? Pues simple, porque una cookie fue guardada en tu computadora diciéndole al servidor que mantenga el acceso autorizado para este usuario por un determinado periodo de tiempo.

¿Son peligrosas las cookies?

Esta es una pregunta que siempre me hacen, y la respuesta es no, las cookies no son peligrosas. No son virus, ni troyanos, ni gusanos, como ya dije son simples archivos de texto que el navegador guarda en el ordenador. Ahora bien existen algunas personas preocupadas por la privacidad que puede ser de cierta manera vulnerada a través de las cookies, es decir una empresa puede recolectar nuestros hábitos de navegación y luego utilizarlos para ofrecernos productos o servicios que en teoría nos interesan. De hecho hay empresas como Facebook que potencialmente son capaces de trazar nuestra actividad por Internet, aun cuando estemos navegando fuera del sitio de Facebook. Es un poco complejo de explicar, así que no me explayaré sobre ese tema en este artículo.

 

Empresas con nombres desafortunados

nombres desafortunadosExisten empresas y marcas con nombres desafortunados, a veces ocurre que se puede apreciar un nombre desafortunado debido a diferencias culturales y de idioma pero otras veces simplemente por descuido de la inocente persona que eligió el nombre de una empresa o dominio de Internet.

Los clásicos son www.expertsexchange.com que significa “expertos intercambian” pero puede leerse también como “experto en cambio de sexo”. También está la empresa Pen Island con su dominio www.penisland.net que puede ser interpretada como el “país del miembro”.

Por mi parte he recolectado algunas nuevas como www.hormigonestransex.cl que pertenece a un grupo de empresas dedicadas a la construcción. Ver pasar por la calle un camión gigante con ese letrero e imaginar una hormiga vestida de mujer no tiene precio.

Otro dominio que me pareció curioso es www.compareraja.com que es un sitio dedicado a comparar precios en la India.

Existe también un sitio dedicado a los avisos clasificados llamado www.mitula.com que en Chile tiene una connotación de doble sentido.

Si te van a contratar en esta empresa ojalá el nombre no te provoque temor, www.empresasctm.cl

Hay muchos otros sitios y empresas con nombres para la risa por ahora pongo estos si conocen alguno pueden escribirlo en los comentarios.